Estrategias de comunicación [v.1] /// Comunication strategies [v.1]

Hace ya muchos años Adela García Herrera escribió el artículo "Especie Protegida" para el nº100 de Arquitectura Viva -Próxima Generación- en el que describía un posible futuro del panorama arquitectónico nacional, como preámbulo de la selección de 24 jóvenes firmas de arquitectura por las que la editorial apostaba, entre ellas nosotros, aunque entre todos destacaba la figura del reciente León de Plata de la Bienal de Venecia, Andrés Jaque, cuya casa sacerdotal de Plasencia era la portada de la revista.

Han pasado casi 10 años y como decía Adela "los arquitectos que superan los cuarenta saben muy bien qué esperan y lo que les espera, pues de su toma de decisiones dependen los derroteros de sus futuras carreras".

Nosotros ya casi sabemos lo que esperar y es en este momento donde nos lanzamos a un viejo ejercicio, el de la escritura, y nuestro primer artículo lo dedicaremos a las claves que dentro de las ponencias del OCA 14 de Murcia se fueron enlazando, con un objetivo común: el tratar de desentrañar las estrategias de comunicación tanto online como offline para conseguir una mejor presencia en los diferentes medios de comunicación, bajo el título de la mesa al papel couché.

Las jornadas organizadas por Antonio Rabadán, fueron moderadas por Lorenzo Tomás y contaron con nuestra ponencia de apertura, seguidas de la de los interioristas de Quarta, el fotógrafo de arquitectura David Frutos, Lorenzo Barno por el blog de arquitectura Stepien y Barno, Ana Martínez Nebot como periodista especialista en Arquitectura e Interiorismo de El País y de On Design y por último, José Juan Barba, editor y director de la revista METALOCUS.

Muchas firmas de arquitectura cuentan su éxito en función de sus publicaciones, la arquitectura impresa se ha convertido en muchos casos en un fin para ellos. Unos coleccionan cromos, otros coleccionan publicaciones. Desde nuestro modesto punto de vista actual esto es un error, pues la publicación de tu obra es un medio, no un fin. El verdadero fin es tener la obra construida y que ésta funcione, que la gente viva a gusto los espacios que tú ideaste para ellos. Y para esto nos sirve la publicación y la difusión de nuestra obra, para convencer a nuestros clientes de nuestras posibilidades de trabajo. El hábitat mediático de las publicaciones, por desgracia, da refugio a muchas arquitecturas alejadas de la realidad construida. Todas deben ser estudiadas bajo el prisma de su ubicación y de sus características sociopolíticas. y es que, tal y como lo describía Luis Fernández Galiano en su editorial en dicho número de Arquitectura Viva, "la brillantez gráfica no excluye la verosimilitud constructiva".

Y es en este aspecto donde centramos nuestra ponencia... Como hemos indicado la publicación es un medio para conseguir obra, pero para que tu obra sea publicada debe estar bien construida, bien vestida con el mobiliario apropiado, bien fotografiada por un fotógrafo adecuado que entienda tu obra y, a partir de ese momento, entran en liza los diferentes canales de difusión como los blogs, la prensa escrita y las revistas especializadas. Ésta es la particular rueda de la fortuna en la que no es fácil entrar. Son necesarias diversas estrategias, las cuales esperamos poder ir desgranando.

Cuando escribimos nuestra ponencia para el ciclo de conferencias, nos dimos cuenta que estaba inconclusa y es que realmente somos una parte de toda la rueda antes descrita. Vamos a tratar de dar unas pinceladas, referenciándolo a diferentes artículos de los ponentes donde se clarificarán mejor las posturas y, para que no sea excesivamente denso, dividiremos el artículo en varios posts, lo cual facilitará la lectura.

El conjunto de las estrategias se podrían definir de esta forma:
E1. Proyectar
E2. Construir
E3. Amueblar
E4. Fotografía
E5. Difusión
E6. Mass Media

En este primer artículo nos vamos a centrar en la primera, indicando nuestras claves internas de trabajo.

ESTRATEGIA E1 PROYECTAR
La primera es de cajón: hay que proyectar bien. Cada proyecto debe ser genial y al mismo tiempo debe insertarse y anclarse en el entorno. Cada ubicación configura una ecuación junto con el programa, la gestión del mismo y otros aspectos, generando una respuesta abierta a diferentes propuestas. Entendemos que tener una base teórica es importante por lo que dentro del despacho mantenemos un decálogo interno de conceptos teóricos propios, los cuales desentrañaremos en un futuro próximo, pero también creemos que la forma de abordar el encargo puede hacer bueno un proyecto.

La forma de trabajar en CrystalZoo es la siguiente:

1. Diagramas. Empezamos generando croquis y esquemas básicos de trabajo, bocetos sencillos que incorporan las ideas principales de proyecto. Esquemas que pasan a un segundo nivel, incorporando nuevos in-puts que sirven tanto para la explicación de los conceptos a los clientes como para su posterior posible difusión. Esto está genialmente explicado en el post de Luis Sánchez Blasco en Cosas de arquitectos en referencia a la entrevista publicada de Steven Holl en El Croquis, número 93 en el que decía:

"...Dependo enteramente de diagramas conceptuales... me permiten partir de cero de un proyecto al siguiente, de un lugar al siguiente. Encontrar un concepto inicial que capture la esencia de las oportunidades arquitectónicas única de cada proyecto es, para mí, la única manera de abordarlo, la puerta a través de la cual acceden las nuevas ideas de la arquitectura..."

Esta forma de abordar los proyectos a través del trabajo es la que valida, o no, las posibles ideas preconcebidas que podamos tener a la hora de abordar los diferentes emplazamientos de nuestras propuestas.

2. Anclajes. Damos gran importancia a la apropiación del entorno próximo de nuestros proyectos, siempre lo intentamos aunque no siempre lo conseguimos. Entendemos que es fundamental que este espacio de transición entre nuestras propuestas y el entorno, ya que es uno de los elementos que harán que la obra se encuentre anclada a su ubicación. Por lo que somos muy pesados con nuestros clientes a fin de convencerles de que nos dejen trabajar y colonizar los alrededores de nuestra propuesta.

Fotografía © David Frutos

Como en el Casal de Juventud de Novelda, donde intervinimos en el antiguo colegio Jorge Juan, abriendo su patio a la ciudad. Generando un nuevo espacio público de uso, totalmente volcado a los potenciales usuarios del centro y a sus sistemas de reunión. Tal fue el éxito de este espacio que se convirtió en un hito cultural de la gente joven del pueblo que desembocó en el nuevo cierre de esta plaza pública por parte del ayuntamiento... Murió de éxito :(

Fotografía © David Frutos

O como en el Centro Educativo Medioambiental CEM El Captivador de La Nucía, donde generamos un sistema de crecimiento basado en la figura de la colmena debido a la antigua historia del paraje, donde permanecieron 3.000 moriscos cautivos esperando su expulsión a Orán en el siglo XVII. Este sistema hexagonal heredado de las piezas de la cubierta del único edificio construido sobre rasante genera un sistema dinámico de crecimiento expositivo. Se ponen en valor tanto los olivos centenarios protegidos, que dibujan las líneas de nuestra propuesta de arquitectura enterrada, como los elementos expuestos al aire libre que pertenecen al museo etnológico con el que cohabita.

Fotografía © David Frutos

O como en La SEU Universitaria de La Nucía, donde el planteamiento de la plaza se realizó a través de la generación de vectores de acción entre los diferentes edificios públicos cuyo uso era compatible con La SEU. Estos recorridos dejan unos espacios residuales donde se establecen diferentes usos estanciales de relación del edificio con el pueblo, tanto de ocio, como meramente contemplativos. La apropiación del entorno ha puesto en valor la intervención en el centro, potenciando la imagen de arquitectura tentacular, como los brazos de Otomo en Akira, invadiendo tanto el centro, al rasgar sus muros, como el entorno, al romper los planos de la plaza.

3. Proyecto. Trabajamos el desarrollo del proyecto dando importancia al dibujo del mismo, dibujamos todo como si fuese un concurso, la planta, los tramados... Los planos deben transmitir la intencionalidad, la idea de la intervención... por lo que trabajamos las líneas y su valoración en plantas, alzados y secciones.

4. Visualización. Desarrollamos las infografías como elemento de experimentación, que nos facilita la toma de decisión dentro del proyecto a nivel formal y la experimentación de los aspectos fenomenológicos del trabajo. Incluso la tarea de convencer a los clientes, como en el proyecto de La Casilla donde un 3D sin entorno nos dio la clave para convencer al Ayuntamiento de la necesidad de apropiarnos de él.

Fotografía © David Frutos

O como en la Extensión Administrativa de La Nucía, cuya visualización nos ayudó a ver el error que estábamos cometiendo al desperdiciar la potencia de su materialidad final que, a modo de piel de serpiente, estábamos generando.


Y ésta es nuestra forma interna de abordar los trabajos, esperamos que haya sido de vuestro interés. En los siguientes artículos iremos desgranando el resto de estrategias y dando las claves de todos los ponentes para poder tener una mejor presencia en los medios.

Y como dice Lorenzo Barno... "Si te gustó el post, ya sabes, ¡dale vidilla por tus redes sociales!"

1 comentarios:

  1. Me gusta lo pormenorizado y detalles que planteas tanto en vuestra manera de proyectar como en el artículo en si.
    He tenido oportunidad de visitar algunos de vuestras obras y como bien dices, el logro es que lo construido pase a ser usado, o mejor dicho, aprovechado y explotado.
    Os sigo desde la sombra y os animo a seguir con el blog.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar